Si pienso en todas las formas posibles de generar poesía, pienso en Javier Mansilla. Si pienso en las muchas formas de reflexión poética acerca de un tema, pienso en este poemario: Poemas dentales.

En uno de sus poemas más reconocidos, Fabio Morabito lanza un reto a cualquier poeta:

¿Qué importa más: un diente o un poema?
¿Es peor perder un buen poema o perder un diente?
¿Aceptarías perder un diente
por cada buen poema que escribes?
¿Llevarías tan lejos tu amor por los poemas?

Javier Mansilla recoge el guante, se lo enfunda y procede con un minucioso trabajo odontológico poético. Un poemario que también es una exposición de dientes y de lo que ellos son capaces de crear.  Un recorrido visual que precede a las palabras

Dónde fueron a parar

el juicio y las muelas
me sacaron al menos dos
dónde estarán hoy
veinte años después
sepultadas bajo toneladas de basura
en algún vertedero ilegal
sudando entre bolsa negras
brillan diamantes enterrados

Los dientes como una joya, como una herramienta, como un arma (o varias), como un miembro que exhibe el paso del tiempo en sus cicatrices, como un instrumento que permite emitir sonidos y ayuda a veces a guardar silencio.

Llevamos la furia y la risa en nuestras bocas.

Se habla de dientes desde todos los ángulos, pero también se habla de bocas como receptáculos de estos instrumentos misteriosos y únicos que nos pertenecen, nos dotan de una identidad y a la vez nos sirven para mucho más que masticar.

Si sumáramos la presión que hacen

todas las mandíbulas activas del planeta

toda la ansiedad del planeta

¿Cuánta fuerza haríamos?

Me pregunto yo ¿cómo se puede liberar la ansiedad sin dientes? quizás no se puede. Javier nos dice que no se puede pronunciar una S.

ignora que debe su existencia a la dentadura
casi solo a los incisivos

si lo supiera, tal vez sonaría diferente.

Me ocurrió que al terminar de leer este poemario, fui al espejo y mi sonrisa me pareció diferente. Me sentí satisfecha de mis dientes, incluso de mis empastes,  y un hábito tan simple como cepillarme los dientes, me llevó en un viaje de recuerdos.

Gracias, Javier.

Javier Mansilla nació en Santiago en 1984. Es artista visual y baterista de diversos proyectos musicales. Trabaja como productor general en el Museo de Arte Contemporáneo de Santiago MAC. El año 2015 publica Endenantes & Ahora, su primer poemario visual en formato fanzine, Tales from the heart of post modern art (2017) y Poemas Dentales (2019), también en formato fanzine.}


Verónica Avilés Calderón

Escribir me enfrenta a la vida. Es la dosis de humildad que necesita mi ego, la dosis de generosidad que necesita mi alma, la forma de mirar el mundo que me permite afrontar cada día como lo que es: un milagro. Soy la autora de la novela “Arena Negra” (Ed. Cuadranta, 2023) y coordinadora en Irredimibles.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *