Eli Ludeña es peruana, auxiliar de educación inicial, con especialidad en terapia de lenguaje, estimulación temprana y didáctica de enseñanza Montessori para inicial. Estudiante de literatura y lingüística.

Forma parte de diferentes publicaiciones:

Revista literaria ERGO sexta edición. (Perú).

Antología poética; La melodía de los versos. (Colombia).

Revista literaria AUTORES 2,3 y 4 edición. (España).

Preguntada por sus motivaciones asegura: “Escribo para darle voz al sentimiento”

……………………………………………………………………………………………………………

En la hora de los ojos,

ya no importa la mirada 

                        en dónde estuvo,

ni los otros ojos del que fue reflejo,

abre una luz la sangre de la noche

               y sudan los pecados 

que ahondan su existencia.

Nada importa…

se hundirá el cuerpo

             en la fiesta de los otros,

volverán a los espejos de la sala

a mirar nuestros cristales 

           o fundirá el sol del orco 

el manglar de sus voces.

***

En mi cabeza

el ojo del tiempo

mata un día, 

mata dos…

Las voces de mi voz

finales cantan,

abiertas luces,

no mi cuerpo,

no el rojo.

Mi voz última canta

el verso de después,

la mañana en mi memoria

de mi yo no tan lejano.

***

Transcender.

Cuando parta a la eternidad

y el sol con las manos toque,

bailaran los colores 

en el borde de mis labios, 

pronunciarán el amor mis ojos,

y caminaré el rojo hilo que llevaba tu alma…

seremos entonces por fin el infinito.

***

Lleva a veces la poesía 

una piel extraña a la suya,

lleva a veces también la mía,

tan melancólica 

                    y     e f í m e r a.

Como en julio

las flores de primavera

(que son las de después),

sus versos ofrecen

a la conjugación 

                del tiempo entre mis manos 

que sueñan el mañana.

Otras pieles me han conocido,

y sus lenguajes después 

           de aprendidos

en mis manos 

                    e r o s i o n a b a n.

Fluía entonces entre 

otros verbos

pronombres

y adjetivos,

pero la piel llama a la piel 

                             correspondida…

y fue ahí donde a leer aprendí 

             las formas del cielo…

Lleva a veces la poesía…

siempre 

        a veces     

                 ahora 

                              tu piel.

***

Coséchame.

Estrújame.

Bifúrcame.

Hoy, mañana…

Incéndiame,

Espolvoréame después entre tus pieles.

Repite. 


En el Club Poético de Irredimibles se dan cita poetas inéditos, poetas publicados, poetas amateur, poetas noveles, poetas profesionales, rapsodas y quienes se acerquen al mundo de la lírica en cualquier formato de la mano de Victoriano Campo y Laura Márquez.

Un comentario en «Club Poético: Eli Ludueña»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *